Baklawa

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y no podía dejar colgado el cuscús sin añadirle un postre que lo acompañase…
Esta receta la encontré en el blog Yerbabuena en la cocina,
así que me puse manos a la obra.

Y es que me encantan los dulces árabes, nunca podré olvidarme de aquellos pastelillos que nos ofrecieron en la puerta del hotel de Wadi Musa, estaban tan ricos, la pena es que no volví a ver al chico que nos los dio y no pude preguntarle cómo se llamaban para poder comprarlos, hacerlos ¡y comerlos de nuevo!
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La receta es facilísima, no hay excusa para no prepararlos en un momento
y acompañarlos de un té con hierbabuena para después de comer o merendar.

Ingredientes:

  • 1 paquete de pasta filo
  • mantequilla para pincelar
  • 100gr. pistachos (sólo los encontré tostados)
  • 75gr. almendra marcona cruda
  • 75gr. nueces peladas
  • 4 cucharadas azúcar moreno
  • 3 cucharadas agua de azahar
  • 1 y 1/2 cucharada canela
  • 50gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1/2 vaso agua
  • 1/2 vaso miel
  • 1/2 vaso azúcar moreno
  • 2 cucharadas agua de azahar
  • 1 palo de canela

Lo primero es picar los frutos secos.
Como yo no tengo picadora (bueno, tenía, hace poco he recuperado un molinillo de café eléctrico del año de la pera que me está viniendo muy bien para preparar algunos ingredientes) los metí en una bolsa y la emprendí a golpes de rodillo hasta que se quedaron trocitos pequeñitos.
Los volcamos entonces en un bol,
añadimos la mantequilla blandita, el azúcar, la canela y el agua de azahar (me encanta el aroma que deja en los dulces, así que siempre suelo usar un poquito más, aunque creo que ya os lo he dicho varias veces…), mezclamos y reservamos.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cogemos entonces la bandeja donde hornearemos la baklawa y las hojitas de pasta filo -con cuidado para que no se nos rompan mucho-,
vamos pincelando con mantequilla derretida, una a una, y las ponemos una encima de otra hasta que hayamos usado la mitad del paquete.
Rellenamos entonces con la mezcla de frutos secos que teníamos reservada,
y seguimos colocando el resto de hojas de pasta
pinceladas con la mantequilla hasta acabar el paquete.
Yo le hice unas dobleces en los bordes porque ya sabéis que mi horno es muy pequeño y las bandejas también, así que las hojas se salían por todo sitios.

Con la blakawa montada, nos vamos al horno, que tendremos precalentado a unos 180º y dejamos que se haga hasta que se dore (unos 15 o 20 minutillos).
Mientras, prepararemos el almíbar con el que bañaremos el pastel, así que ponemos al fuego un cazo al que agregaremos el agua, la miel, el azúcar, el palo de canela y el agua de azahar y dejamos que cueza unos 6 o 7 minutos.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por último, sacamos la baklawa una vez lista, bañamos con el almíbar
(yo lo dejé que se templase un poquito, para no echarlo recién retirado del fogón) y decoramos con unas nueces troceadas.
Recién hecha está riquísima,
y reposada de un día para otro está mucho mejor ^_^

¡Disfrutad del finde!
Y la semana que viene espero traer novedades al blog…

6 thoughts on “Baklawa

    1. Gracias, gracias, Rosa!!!
      Ya sabes, esto se hace en un momentillo, es bien fácil, y está taaaaan buena. Menudos tutes de baklawa nos metíamos cuando la hice, sale una buena cantidad.
      Besotes y que pases buen finde! =D

¿Me cuentas algo? =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s