Pan de cúrcuma y nueces de macadamia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estamos a 16 de octubre, ¿sabéis qué celebramos hoy?
Sí, ¡es la octava edición del Día Mundial del Pan!
y para mí es el segundo año que participo en este evento
horneando una hogaza de las que saben y huelen a pan.
world

Para la anterior ocasión, preparé un batard de queso manchego y azafrán del que nos comimos hasta las migas que se caían en la mesa,
y esta vez, después de varios días pensando, he decidido cocer un pan con ingrediente estrella: la cúrcuma.

De la cúrcuma ya sabéis que es un colorante totalmente natural que encontramos en la mezcla que conforma el curry, además da un sabor especial a las recetas y tiene multitud de beneficios,
así que me he lanzado a hacer esta hogaza de color ultra llamativo que ha quedado riquísima (en rebanadas con un hilito de aceite de oliva está… ¡Mmmmm! Me he puesto a cortar trozos y casi acabamos con él en un rato)

Ingredientes:

  • 300gr. harina de trigo blanca
  • 150gr. harina integral de trigo ecológica
  • 50gr. harina integral de centeno ecológica
  • 20gr. semillas de lino molidas ecológicas
  • 460gr. agua
  • 10gr. polvo de cúrcuma ecológico
  • 12gr. sal marina
  • 2,5gr. levadura seca ecológica
  • 80gr. nueces de macadamia

Antes de nada, os cuento que en esta ocasión he retardado la masa porque he pasado unos días muy liados y no me daba tiempo a todo, vamos a ello:

Lo primero que haremos será infusionar la cúrcuma, para ello calentamos el agua en un cazo y cuando hierva la retiramos del fuego, echamos la cúrcuma, removemos y tapamos durante 5 minutos. Destapamos y dejamos enfriar.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con la infusión de cúrcuma fresquita, la añadimos a la mezcla de harinas y linaza molida que tenemos ya pesadas, mezclamos con la rasqueta
y dejamos reposar entre 20 minutos y una hora (autolisis).

Pasado este rato, agregamos la levadura y amasamos durante un par de minutos, unimos entonces la sal y amasamos otros dos minutillos con la rasqueta dentro del bol. Cuando veamos que se han integrado bien los ingredientes,
volcamos sobre la encimera y seguimos amasando (como mi masa estaba bastante hidratada he practicado el amasado francés) durante unos 15 minutos, hasta que tengamos una bola elástica, lisa
y que ya no se pega por todos los rincones de la cocina.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ahora nos toca añadir las nueces, para ello, cogemos la masa, la aplanamos como si fuésemos a hacer una pizza, echamos por encima las nueces -algunas enteras y otras picadas-, cortamos por la mitad con la rasqueta y depositamos un trozo de masa encima de la otra, aplanamos de nuevo, volvemos a cortar por la mitad y a poner la masa otra vez como si fuese un sandwich.
Boleamos bien, colocamos en un recipiente enaceitado, cubrimos y dejamos reposar una hora.

Es momento de hacer un último doblado antes de introducir nuestra masa en la nevera. Una vez lista, a refrigerar hasta la noche,
momento en que volveremos a hacer otro doblado, dejando la parte bonita hacia arriba y ya, a reposar hasta el día siguiente.

Por la mañana, sacamos la masa y dejamos que se atempere (a mí me costó casi una horita, se nota que ya hace más fresco). Preformamos, dejamos reposar veinte minutos y mientras, enharinamos también el banetón que utilizaremos.
Ahora damos la forma definitiva y depositamos en el banetón, cubrimos con un gorro de ducha y esperamos entre 2 y 3 horas a que la masa leve (id echándole un vistazo cada hora, para ver cómo va evolucionando).OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando veamos que ya casi está, precalentamos el horno a 250º.
Sólo nos queda volcar la masa en una bandeja, greñar y cocer (los primeros 15 minutos necesitamos vapor, que no se os olvide). Bajamos entonces la temperatura unos 10º y seguimos horneando hasta que nuestro pan suene hueco cuando le demos con los nudillos en la base y se haya tostado su superficie.

Sacamos del horno, depositamos sobre la rejilla
y no cortaremos hasta que esté totalmente frío,
¿podréis esperar para probarlo?OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esta hogaza tan amarilla está deliciosa con todo y con ella
os vuelvo a felicitar este Día Mundial del Pan,
¡a comer buen pan hoy y todos los días!

14 thoughts on “Pan de cúrcuma y nueces de macadamia

  1. Nos encanta la Cúrcuma y sus múltiples propiedades. Nosotros en El Taller de Belleza Natural también la utilizamos mucho.
    El principal componente activo es la “curcumina” y sus propiedades con la piel son las siguientes:
    – La curcumina tiene la capacidad de inhibir la elastasa. Es un buen aliado para la piel madura, dándola juventud y luminosidad. 
    – También posee propiedades anti-inflamatorias Para la piel sensible propensa a la irritación y el enrojecimiento. También calma los cueros cabelludos sensibles e irritados.
    La usamos en geles de baño y ducha y en champús. Muy pronto os dejaremos alguna receta natural con cúrcuma.
    Mientras tanto, haremos y disfrutaremos con este maravillosos pan.
    Recibid nuestros saludos aromáticos.

    1. Síiii, recetitas con cúrcuma!
      Yo la uso para colorear ligeramente algunos de mis jabones, pero no controlaba tantas propiedades para la piel, es genial!
      También me la preparo en “zumos”, así que tenía que incluirla en el pan sí o sí.
      Muchas gracias por vuestra visitilla, saludos! ^_^

¿Me cuentas algo? =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s