Quiche de calabaza, zanahoria amarilla y puerro

Quichecala1

Ha pasado más de un mes desde mi última receta, lo sé.
Un mes de trámites, papeleos, oficinas, carreras de un sitio a otro, llamadas… para que luego digan que montar negocios en España es sencillísimo y dan todo tipo de facilidades, ¡una leche!
Y es que enfrentarse a la burocracia de este país es más complicado
que aquella prueba de Astérix en la que tenían que conseguir la forma A38 pasando por “La casa que enloquece”.
A ver si comenzamos a exigir nuestros derechos y las cosas comienzan a cambiar, lo necesitamos.

En fin, el caso es que vuelvo por aquí con nuevas recetas, estoy sacando algo de tiempo para ir preparando cositas ricas, aunque esté liadísima no puedo dejar de pensar en qué hacer con esa calabaza que ronda la nevera, aquel paquete de quinoa o ese bote de nata que lleva abierto un par de semanas.

Y más o menos es lo que me ha pasado con esta quiche.
Para mí las quiches son una manera de aprovechar y convertir las cosas que van quedando por la nevera o la despensa en un manjar delicioso,
¿quién puede resistirse a este pastel salado? Yo, por supuesto, ¡no!Quichecala2

Vamos, tomad nota y nos ponemos a ello, esta noche nos la cenamos
y pensamos que estamos en un cinco tenedores =D

Ingredientes:

Masa quebrada

  • 280gr. harina todo uso
  • 100gr. agua con gas
  • 10gr. semillas de chía
  • 80gr. aceite de oliva virgen extra
  • sal

Relleno

  • 450gr. calabaza ecológica
  • 1 puerro grande ecológico
  • 1 zanahoria amarilla hermosa ecológica
  • 2 huevos M ecológicos
  • 250gr. nata para montar (no tenía otra cosa)
  • 50gr. queso en polvo
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Primeramente tenemos que hacer la masa quebrada, ya sabéis que se hace con mantequilla, claro, pero muchas veces la mantequilla me resulta demasiado pesada y la margarina no me gusta nada, así que vuelvo a recurrir al aceite de oliva echando mano de esta recetilla que encontré en El chef coli
y que llamó mi atención porque usa agua con gas para hacerla y en mi casa nunca falta una botella.

Cogemos un bol y depositamos en él la harina tamizada, hacemos un hueco al centro y vertemos el aceite, el agua con gas, las semillas de chía (las compré hace unos meses y han aparecido mientras buscaba la harina… ¡llegó su momento!) y la sal. Mezclamos bien con una cuchara o una rasqueta y acabamos amasando -dentro del bol, no hace falta sacar la masa- ligeramente, hasta que veamos que todos los ingredientes están bien unidos.
Hacemos una bola, tapamos con film o un gorro de ducha (sí, suelo usar gorros de ducha para las masas, es “culpa” de Bea de Babette y sus consejos)
y dejamos en la nevera durante una horita.Quichecala

Pasada la hora, sacamos la bola y ahora se va a trabajar estupendamente.
Volcamos en la encimera (a mí no me ha hecho falta ni harina, si acaso espolvorear una poquita), estiramos con el rodillo hasta conseguir la forma de nuestro molde, la liamos un poco en el rodillo y depositamos sobre el molde, lo forramos bien, pinchamos con un tenedor, si tenéis garbanzos o peso para ponerle y que no suba, estupendo, si no, no hay problema la metemos en el horno precalentado a 180º durante media horilla.
Sacamos pasado este tiempo y dejamos dentro del molde,
que no vamos a tardar nada…

Y ahora, ¡a por el relleno!
En el frigo apareció un cuarto de calabaza que pelé y corté en dados, una zanahoria amarilla hermosísima que corrió la misma suerte, un puerro que lavé y del que añadí la parte verde también cortadito en juliana (¡es que se come!) y lo puse todo en una sartén con un chorrito de aceite de oliva a fuego lento, para que se nos haga sin prisa. Salamos y añadimos la cucharada de cúrcuma
(me encanta el color y el saborcillo que le da a los platos).

Mientras, en un bol ponemos la nata junto al queso y los dos huevos,
batimos un poco y, una vez tengamos las hortalizas listas, las añadimos, mezclamos bien y ¡a la masa!

Ahora la quiche al horno a unos 200º durante otra media hora o hasta que veáis que ha cuajado sin que se quede hecha una suela,
que nos gustan las quiches jugosas.Quichecala3

Sacamos, dejamos que se entibie un poquito ¡y a comer!

Recetaca de aprovechamiento y con producto de temporada de la huerta ecológica de unas amigas majísimas y los huevos de gallinitas felices que nos regaló otro amigo, no podemos pedir más =D

Pd. Las fotos son una castaña, la falta de luz y las prisas no me han permitido hacer mucho más, las próximas serán algo mejores.

10 thoughts on “Quiche de calabaza, zanahoria amarilla y puerro

    1. Jajaja, la zanahoria amarilla o morada se puede encontrar en tiendas de productos ecológicos =)
      Pero vamos, que puedes utilizar unas zanahorias naranjas y listo!
      Ay, va! Menudo nombre gastas! De dónde eres?
      Porque yo también tengo tu nombre… ^_^

¿Me cuentas algo? =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s