Recetas griegas: Spanakopita

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Αττικά Αρτοποιεία, así se llama la panadería/pastelería que hay en la esquina de la Plaza Omonia con la calle Agiou Konstantinou (también hay otra súper céntrica en la calle Ermou, justo enfrente de la iglesia bizantina de Kapnikarea). Seguramente en esta cadena no hagan las mejores spanakopitas, tiropitas o koulouri de Atenas, pero a mí todo lo que probé me supo a gloria, además van muy bien de precio y nos ofreció esa opción de comprar algo para llevar y tomar rápido mientras paseábamos por Atenas con un agujero de hambre en el estómago, un síndrome de Stendhal de la leche y de camino a la Acrópolis, el Cerámico, el Filopappos, el Licabeto…

He de decir que entre estas dos empanadas de las que os hablo (spanakopita: empanada de pasta filo rellena de espinacas y feta / tiropita: empanada de pasta filo rellena de queso y huevo), mi preferida es la tiropita, ya que soy ultrafan del queso de cualquier tipo, leche, procedencia, curación y variante -¡encima ahora trabajo con ellos!- (poco más he de decir), pero teniendo por casa espinacas suficientes, me decidí a preparar esta receta que hoy os traigo para seguir con la temática helena.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La receta es de Mikel López Iturriaga, de su blog El Comidista (éxito asegurado siempre), aunque yo tenía menos espinacas, ni rastro de cebolletas, no le puse perejil y no la llené de eneldo porque quedaba nada y menos en el bote, por lo demás todo perfecto, tan perfecto que lo poco que sobró nos lo comimos al día siguiente para almorzar, no fuese a ser que se nos pusiese mala ;)
¡Vamos al lío!

Ingredientes:
1 paquete de masa filo (250gr.)
300gr espinacas
200gr queso feta
1 cebolla
1 cucharada mantequilla
1 huevo
2 cucharadas de leche
1 cucharadita de eneldo
pimienta negra
sal marina
aceite de oliva virgen extra

First of all: lavar bien las espinacas (si son de bolsa no hace ni falta) y darles un escaldado rápido o 2 o 3 minutos en la vaporera, lo justo para que se hagan un poquito (odio eso de cocer las verduras durante siete siglos y que salgan hechas un guiñapo y descoloridas). Cuando estén listas, las dejamos enfriar.

Mientras, troceamos la cebolla en daditos pequeños y la pochamos en una sartén con la cucharada de mantequilla. Como las espinacas tardan nada y menos en enfriarse, las ponemos en un bol y picamos pequeñitas, añadimos el huevo, la leche, el eneldo y salpimentamos ligeramente (ojo, el feta está saladito).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La semana de Grecia de Lidl causó estragos en mi despensa, ¡tengo un arsenal de alimentos y bebidas griegos!

Precalentamos el horno a unos 200º y, como la cebolla ya estará blandita, la agregamos al bol junto al queso feta desmigado ligeramente.

Preparamos el molde donde vamos a cocer nuestra spanakopita (que no sea muy desparramado para que no os quede tan fina como me quedó a mí) y sacamos la pasta filo. Mucho ojo con las hojas de filo, hay que maniobrar rápido porque se secan con un soplido y se rompen, así que id forrando el molde: 5 hojas separadas y pintadas con un poquito de aceite para la base, ponemos el relleno bien repartido, y otras cinco hojas para tapar. Como nos sobra pasta por los bordes, le hacemos un churro que quede majo (a mí se me había empezado a secar la pasta y se cuarteó y rompió por varios sitios) y damos otra pasadita de aceite con el pincel por los bordes y la superficie.

Al horno, del centro para abajo (si ponéis la bandeja muy arriba se os socarrará) y a esperar hasta que se haga y coja un bonito tono dorado playero -unos 15 o 20 minutos tardó en mi horno de sobremesa, no suelo calcular milimétricamente los tiempos-.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Mi spanakopita estuvo muy bien acompañada con retsina (vino blanco o rosado resinado).

Una vez cocinada, dejadla atemperar para servirla, está más rica, y sobrada de un día para otro ya ni os cuento.
El feta le da un sabor muy bueno, el eneldo un toque distinto, con el huevo y la leche coge un poquito de cremosidad… vamos, que estoy salivando sólo de acordarme (¡de la que hice yo y de las que me comí en Atenas!).

Spanako
Suculento ejemplar de la panadería/pastelería Attika Aptopoieia.

Pd. Almorzando spanakopita mientras bajamos la avenida Panagi Tsaldari con destino al barrio y cementerio de Kerameikos.

3 thoughts on “Recetas griegas: Spanakopita

  1. esta receta del comidista se ha convertido en uno de los platos favoritos en uestra casa, yo lo hago sin cebolla, sin mantequilla si peregil, eso si con MUCHA espinaca y mucho eneldo :)

¿Me cuentas algo? =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s