Manzanas asadas especiadas

Me encantan las manzanas, cuanto más ácidas mejor, y me encanta comerlas a bocados con la piel. He pasado largas temporadas sin probarlas, las manzanas son unas de las frutas con más pesticidas y las que encontraba en mi ciudad (salvo la variedad granny smith) me resultaban sosísimas y bastante reguleras.
Hace tiempo, en un par de supermercados cercanos, localicé manzanas ecológicas de la variedad golden y estas rojas de la receta de hoy que tampoco son demasiado dulces, ambas variedades siempre bien prietas y sabrosas, así que desde entonces no faltan en casa =)

Tenía ganas de preparar manzanas asadas, adoro el sabor y el aroma especiado que desprenden, recuerdo a mi madre preparándolas siempre que horneaba algo para aprovechar el calor residual y recuerdo cuando las cocía en el horno de leña de la panadería de mi calle, la de Pilar, con su mesa de madera, sus estanterías cargadas de barras y hogazas y el corralón plagado de montones de leña… ¡aquellas manzanas sabían a gloria!

En la receta de hoy no utilizo ningún edulcorante, he reducido mi consumo de azúcar a lo mínimo: eventos, recetas especiales y momentos muy puntuales, pero es que, además, yo soy más de salado que de dulce y para mí, estas manzanas así están perfectas ;)

Ingredientes:
4 manzanas rojas ecológicas
zumo de medio limón
chorreón de agua
puñadito de nueces picadas
canela molida de Ceylán (al gusto)
nuez moscada (una pizca por manzana)
3 estrellas de anís

Receta sencilla donde las haya:
Precalentamos el horno a 200º y, mientras, en una fuente de horno a la que le habremos echado un chorreón de agua en la base (no os paséis, lo justo para que quede caldito) junto a un par de estrellas de anís (para que infusionen con el agua), colocamos las manzanas lavadas y a las que les habremos quitado el rabito (yo les he metido la puntilla y les he agrandado un poco el agujero).

Manzana1

Regamos las manzanas con el zumo de medio limón (a mí me gustan ácidas, si os gustan más dulces no le echéis tanto zumo) y espolvoreamos con una pizca de nuez moscada, canela molida al gusto y un puñadito de nueces picadas.

Metemos en el horno durante unos 40-45 minutos, hasta que veamos que se van arrugando y al pincharlas con el cuchillo estén blanditas.

Dejamos que se enfríen y servimos bañadas con el caldo que nos ha quedado en el fondo de la bandeja.

Manzana2

Podéis prepararlas de un día para otro y ya tenéis el desayuno, postre o merienda listos, no hay excusas para comer rico y sano. Y, para los que os gusten dulces, añadid unos hilos de miel cruda a la hora de servirlas, ¡deliciosas! ^_^

Anuncios

¿Me cuentas algo? =)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s