Recetas manchegas: Asadillo de judías verdes

Hoy es el día de nuestra región, Castilla La Mancha y, además, este año coincide con el comienzo de los actos en conmemoración del Santo Voto, la festividad más antigua y con más arraigo de Puertollano.
La tradición se remonta a mediados del siglo XIV, más concretamente al año 1348, la peste negra asolaba Europa y en nuestra localidad aparecieron los primeros contagios, a las pocas semanas sólo quedaban trece vecinos* que, temerosos de sufrir la mortal enfermedad, prometieron un voto: “sacrificar todos los años unas vacas a los ocho días de la Ascensión si la enfermedad cesaba, haciendo una comida para repartirla a todos los habitantes del pueblo”**

pliego_santo_voto
*Imagen extraída de la web del Ayuntamiento de Puertollano

Como veis, aquellas trece familias se salvaron de la peste bubónica, de ahí que vengamos celebrando el Voto casi sin interrupción desde entonces.
Hoy comenzará el reparto de los panecillos consagrados y, por la noche, el encendido de las calderas donde se cocina el “voto”: un guiso de patatas y carne de vaca que a la mañana siguiente se reparte a todo aquel que pasa por la explanada de la Ermita de la Virgen de Gracia.
Tengo muchos recuerdos de esta festividad: el olor del guiso, las mujeres pelando patatas, mis convecinos haciendo cola con sus ollas esperando la comida, la leña ardiendo, los bollos de pan, los grupos de folcklore bailando y cantando…

Y, siendo también el Día de la Región, lo suyo es celebrarlo como siempre hacemos en este país: ¡comiendo y bebiendo! ;)
Las calles se llenan de gente, vino o cerveza en mano, apostados en las terrazas de los bares -ya existentes o montadas para la ocasión-, la música a todo trapo, las comidas populares y los platos de migas, gachas, caldereta, pisto, asadillo, berenjenas de Almagro, queso o jamón corriendo como la pólvora entre los grupos de amigos.
Luego un heladito de Morán o Romero, y el café o la copa en el Plazolete Patón o la calle del Puerto y para casa más contento que unas castañuelas.

Por mi parte, para conmemorar que soy castellana y manchega (aunque muy del sur de La Mancha), quería compartir esta receta humilde y sencilla, típica de los meses de verano, cuando las huertas de la comarca están en todo su esplendor y se preparan platos de hortalizas y verduras frescos en cantidad y que nos permiten comerlos en varios días.
En mi zona es muy común el asadillo de pimientos rojos asados, una delicia, pero también es muy del Campo de Calatrava (Argamasilla, Granátula, Calzada, Aldea del Rey, Valenzuela…) este asadillo de judías verdes que, acompañado de un huevo frito y un trozo de pan moreno, cae al estómago como ‘gloria bendita’.
Preparáis una buena sartenada, dejáis que repose de un día para otro y a ir tirándole.
Probadlo y me contáis. Sigue leyendo…

Recetas griegas: Melitzanosalata

¡Καλημέρα*, amantes del buen comer y el cocinar! =)

Como buena manchega (del sur) que soy, desaparezco y vuelvo a aparecer como los Ojos del Guadiana…

De nuevo por aquí, no sé si para mucho o para poco, vengo con un pequeño ramillete de recetas y posts pensados para las próximas semanas, así que aprovecho el tironcillo y me lío con la faena sin pensar (ya que lo único que sí tengo seguro es que el blog se queda perenne para que podáis seguir buscando y preparando las recetas que he ido publicando).

Yo aún sigo cocinando “bonito” muy de vez en cuando, aunque a día de hoy (y por suerte) no dispongo de tanto tiempo como para dedicarme a emplatar, hacer fotos, editarlas, escribir recetas y publicarlas, aunque algunos aún se piensen que las gentes que se/nos dedican/dedicamos a llevar un blog sólo tenemos que sentarnos delante del pc a escribir cualquier cosa en cinco minutos y listo, ya que los post -con todo su aderezo- nos salen como churros y así podemos publicar hasta cuatrocientas veces al mes… pero no: llevar un blog de cocina está muy bien, es muy chulo, muy gratificante cuando hay feedback con tus lectores, pero también quita tiempo, no siempre te apetece publicar y muchas veces -después de pasarte toda la mañana con la fabada en el fuego- no tienes ninguna intención de sacar los apechusques cacharreros, cuberteros y textiles, buscar la ventana por la que entra mejor luz, preparar la cámara, el trípode y la banqueta, y decirle a tu familia que se espere 20 minutos a que acabes la sesión mientras las fabes se quedan más frías que la calle. Sigue leyendo…

Receta express: Paté vegano de setas shiitake

¡Ñam, ñam!
Me encantan los patés vegetales <3
Se hacen en un momentito, te solucionan un picoteo o un entrante de una comida o una cena, y están taaaan ricos.
El de hoy es de shiitakes, mis setas favoritas, pero también lo podéis hacer con champiñones o algún otro tipo de seta u hongo.
Son cinco ingredientes, no tardaréis nada y vais a disfrutar mucho comiéndolo ;)

Sigue leyendo…

Granola

Tenía ganas de preparar granola casera desde hace mucho tiempo, antes solía comprar un muesli ecológico chocolateado y otro con frutas súper ricos, pero llevaban demasiada azúcar y dejé de comprarlos, ya que desde hace un tiempecillo estoy en guerra con ella, intentando reducirla al mínimo, así que no me queda más remedio que ponerme manos a la obra y “fabricar” esas cosas que ya no compro.
Y buscando, buscando, topé -una vez más- con el blog de Elka, de donde sale esta recetilla de hoy =)
Sigue leyendo…

Horchata de chufa

¿Quién puede resistirse a un buen vaso de horchata fresquita en verano?

Desde hace bastante tiempo no bebo leche de vaca, no me gusta, así que suelo tomar bebidas vegetales, me sientan muchísimo mejor y me encantan.
Algunas veces las tomo elaboradas, hay bastantes marcas ecológicas sin azúcares añadidos que están súper ricas, pero lo que más me gusta es hacerlas en casa, es un disfrute, puedes prepararlas de tantas cosas: almendras, chufa, pipas de calabaza, sésamo… y enriquecerlas o endulzarlas al gusto.

Sigue leyendo…

Bombones crudiveganos

¡Buenas tardes! ¿Cómo va todo?
Ya nos hemos metido de lleno en el verano,
así que reaparezco con una receta facilita pero súper nutrititiva =)
Como veis, últimamente me preocupa bastante mi alimentación y estoy cambiando ingredientes y hábitos en mi dieta, ¡y me siento mucho mejor!

Y ahora, ¡al lio! Que hoy vamos rapidito…
Sigue leyendo…