Canelos (y ¡mi primera entrevista!)

Nos pasa a todos, claro, pero yo no puedo remediar el relacionar olores, comidas o música con momentos felices del pasado, casi siempre de mi infancia.
Bien es cierto que sobre todo me pasa con los olores y las comidas,
y la receta de hoy es un combo de ambos: es verme entrando a aquella panadería grande, con el portón de metal y que me llegasen todos esos aromas deliciosos a pan, mantequilla, dulce… observar aquellas mesas corridas llenas de bandejas de magdalenas con la pingorota bien alta cargada de azúcar,
las galletas de máquina enfriándose en placas o las latas enormes llenas de canelos recién cortados y rebozados.
Sigue leyendo…

Anuncios