Bollitos de trigo y centeno con semillas #WorldBreadDay2017

16 de octubre, marcado en mi calendario desde hace unos años, justo desde que descubrí que es la fecha en la que celebramos el Día Mundial del Pan.

World Bread Day, October 16, 2017

Ya os he contado muchas veces que vengo de familia de panaderos -aunque cuando yo nací ya faltaban algunos y el resto no hacían pan de manera profesional- pero debieron transmitirme esos genes de harina, agua, levadura madre y sal, hornos de leña y artesas llenas de masa, ya que el pan para mí es un alimento muy evocador, me hace rememorar recuerdos de mi infancia e incluso inventar historias o imaginar situaciones en torno a él.

Y en mi amor por el pan también influye muchísimo la panadería de Pilar, está claro.
Mi calle olía a pan desde bien temprano, tengo el recuerdo vívido de aquella panadería a la entrabas por un portón verde de madera tras subir un escalón: a la derecha estaba el despacho, con su mostrador antiguo de madera y estanterías detrás llenas de roscas, trenzas, barras, morenos, candeales… y a la izquierda la oficina con un póster precioso con muchos tipos de pan. Entre ambas puertas estaba el pasillo que dirigía a la sala gigantesca que albergaba la panadería en sí: aquel horno de leña, las artesas, palas enormes, mesas largas, sacos de harina “La Purísima” de Almodóvar del Campo, la báscula con sus pesitas con las que jugábamos mi hermana y yo… Comprar el pan con mi abuelo materno que nos llevaba de la mano, o aquellos sábados con mi madre, mis tías, algunas veces mis abuelas y varias vecinas, aprovechando el calor después de la hornada diaria para cocer magdalenas o preparar asados de carne y verduras, mientras mi hermana y yo disfrutábamos entre aquellas mujeres que conversaban, reían y vigilaban sus viandas, corriendo y asomándonos al corralón donde se apilaba la leña para buscar a los gatos, haciendo montoncitos con la harina, intentando probar los dulces recién cocidos o repizcando el pan que nos llevaríamos luego a casa ya que se acercaba peligrosamente la hora de comer.

Entonces, ¿cómo no amar el pan? ¡si forma parte de mi vida!

Y, volviendo al evento de hoy, este año lo festejo con un horno nuevo en el que ya he cocido unos cuantos panes que cada vez salen más bonitos y mejores (y es que -aunque hago muy poco pan- por fin he ido depurando poquito a poco mi técnica de amasado y formado) y una receta deliciosa: no dudéis ni un momento en preparar estos bollitos de corteza crujiente, miga blandita y húmeda, y súper aromáticos gracias a las harinas de trigo y centeno y las semillas ligeramente tostadas, son pura delicia. Sigue leyendo…

Anuncios

Hogazón de aceitunas kalamata, aceitunas verdes y albahaca fresca #worldbreadday2016

¡Pan, por fin, pan!
Me apetecía tanto hacer pan… pero siempre lo postergaba por falta de tiempo, de ganas y por los últimos fracasos panarras en el mini horno, hasta que el otro día leí en algún sitio que hoy, día 16 de octubre, es el Día Mundial del Pan.
Recordé entonces mis dos participaciones en este evento hace años, con otro mini horno al que le tenía cogido el punto y con el que los panes me salían medio regular, así que me he liado la manta a la cabeza y he sacado las harinas, la levadura (no me daba tiempo a activar la masa madre que duerme plácidamente en la nevera), las rasquetas, los banetones y una receta base sencillísima que ya utilicé en mi primer World Bread Day pero con ingredientes nuevos para aderezar el pan: aceitunas kalamata, verdes ecológicas y unas ramitas de albahaca fresca.

world-bread-day-october-16-2016

Por aquí os dejo mi aportación, no es el mejor que hago (sigo siendo bastante mala en estas lides) pero estoy contenta porque he ido controlando las resistencias del horno y la temperatura para conseguir que crezca, se medio abra la greña y no se me hunda como en anteriores ocasiones.

Una vez más, os animo a hacer pan en casa, a llenar la cocina de harina, a aprender a amasar, a observar cómo crece la masa mientras leva, cómo huele cuando se hornea, cómo cruje cuando lo abres, cómo sabe un pan hecho con ganas y cariño…
¡Feliz Día Mundial del Pan! ¡Happy World Bread Day! =) Sigue leyendo…

Pan de queso feta y hierbas aromáticas

¿A que suena bien?
Imaginad cuando descubrí esta receta en el instagram de Clotilde (os recomiendo que visitéis su página “Chocolate & Zucchini”, es una delicia, tiene unas recetas con una pinta espectacular y comparte cosas súper interesantes sobre cocina, viajes…) ¡no dudé un segundo que tenía que hacerla!.
Es la combinación perfecta para mí: pan y queso juntos y acompañados de hierbas que le dan un sabor y un toque aromático buenísimo, además es súper sencilla y rápida ¡triunfada segura! Sigue leyendo…

Quiche con setas shiitake

¡Vuelvo! ¡Por fin!
Han pasado muchos meses, muchas cosas, pero lo importante es que reaparezco de nuevo con ganas de retomar el blog y subir bastantes recetas que he ido acumulando en todo este tiempo.
No sé si seguiréis por aquí, pero seguro que en breve volvemos a reencontrarnos entre ingredientes, platos ricos y trastos de cocina.

Y para hoy, para reestrenar el blog y esta nueva imagen que le he ido dando, una señora receta con mis setas preferidas: las shiitake.
Sigue leyendo…

Quiche de calabaza, zanahoria amarilla y puerro

Ha pasado más de un mes desde mi última receta, lo sé.
Un mes de trámites, papeleos, oficinas, carreras de un sitio a otro, llamadas… para que luego digan que montar negocios en España es sencillísimo y dan todo tipo de facilidades, ¡una leche!
Y es que enfrentarse a la burocracia de este país es más complicado
que aquella prueba de Astérix en la que tenían que conseguir la forma A38 pasando por “La casa que enloquece”.
A ver si comenzamos a exigir nuestros derechos y las cosas comienzan a cambiar, lo necesitamos.

En fin, el caso es que vuelvo por aquí con nuevas recetas, estoy sacando algo de tiempo para ir preparando cositas ricas, aunque esté liadísima no puedo dejar de pensar en qué hacer con esa calabaza que ronda la nevera, aquel paquete de quinoa o ese bote de nata que lleva abierto un par de semanas.
Sigue leyendo…

Galletas de jengibre (sin huevo)

Llevo unas cuantas semanas obsesionada con el jengibre, me he recorrido un chorro de fruterías y supermercados en su búsqueda, he preguntado, re-preguntado, mirado una y otra vez, visitado tropecientas veces los sitios en los que me han dicho que traerían para Navidades… pero nada.
Y es que no quiero jengibre de polvillo, quiero la raiz fresca pero, como veis, mi búsqueda por ahora está resultando totalmente infructuosa.

El caso es que yo, que estaba intentando superar mi “jengibre-obsesión”, me topé con esta recetaca de galletas ¡de jengibre! en el FB de Mensaje en una galleta (de verdad, todo, todito, todo lo que hacen estas chicas es precioso y perfecto, ¡todas las recetas salen siempre bien!)-
así que no tuve más remedio que sacar el rodillo, los cortadores navideños y me puse a hacer galletas para comer y regalar.
Sigue leyendo…