Galletas de jengibre (sin huevo)

Llevo unas cuantas semanas obsesionada con el jengibre, me he recorrido un chorro de fruterías y supermercados en su búsqueda, he preguntado, re-preguntado, mirado una y otra vez, visitado tropecientas veces los sitios en los que me han dicho que traerían para Navidades… pero nada.
Y es que no quiero jengibre de polvillo, quiero la raiz fresca pero, como veis, mi búsqueda por ahora está resultando totalmente infructuosa.

El caso es que yo, que estaba intentando superar mi “jengibre-obsesión”, me topé con esta recetaca de galletas ¡de jengibre! en el FB de Mensaje en una galleta (de verdad, todo, todito, todo lo que hacen estas chicas es precioso y perfecto, ¡todas las recetas salen siempre bien!)-
así que no tuve más remedio que sacar el rodillo, los cortadores navideños y me puse a hacer galletas para comer y regalar.
Sigue leyendo…

Anuncios

Pastel de calabaza (Pumpkin pie)

Y vuelvo con las calabazas,
ya sabéis que el año pasado dejé por aquí varias recetas con calabaza que os recuerdo por si os apetece probar alguna de ellas:
Brioche con calabaza y naranja confitada, Crema suave de calabaza
y Tortitas de calabaza con champiñones, jamón serrano y queso.
Me encanta, ¿qué le voy a hacer?
Sigue leyendo…

Cuscús con pollo, pasas y cebolla

Ufff, allá por abril
publiqué las recetas del hummus, el mutabbal y el pan batbout, y quedé en publicar un plato fuerte que acompañara aquellos deliciosos mezzes.

Y cambié de ordenador y perdí las fotos,
y pensaba que había perdido no sólo las fotos de aquella receta,
¡sino un chorro de fotos de todo tipo que no aparecían por ningún sitio!

Hasta hace unas semanas,
una noche de ésas en que no hay nada interesante en la tele
y te da por “limpiar” carpetas y revisar una por una todas las fotos que van apareciendo por cualquier sitio… ¡allí estaban todas!

Ahora tengo las fotos más organizadas que mi caja de sellos y tintas
(sí, tengo pasión por ellos, he de reconocerlo) y me quité un peso de encima cuando descubrí que realmente nunca las perdí, simplemente han pasado meses revueltas con otros cientos de cosas.

Y eso, con el problema resuelto ya puedo casi concluir
aquella estupenda comida marroquí que comenzamos hace meses,
vamos a la receta,
Sigue leyendo…