Recetas griegas: Melitzanosalata

¡Καλημέρα*, amantes del buen comer y el cocinar! =)

Como buena manchega (del sur) que soy, desaparezco y vuelvo a aparecer como los Ojos del Guadiana…

De nuevo por aquí, no sé si para mucho o para poco, vengo con un pequeño ramillete de recetas y posts pensados para las próximas semanas, así que aprovecho el tironcillo y me lío con la faena sin pensar (ya que lo único que sí tengo seguro es que el blog se queda perenne para que podáis seguir buscando y preparando las recetas que he ido publicando).

Yo aún sigo cocinando “bonito” muy de vez en cuando, aunque a día de hoy (y por suerte) no dispongo de tanto tiempo como para dedicarme a emplatar, hacer fotos, editarlas, escribir recetas y publicarlas, aunque algunos aún se piensen que las gentes que se/nos dedican/dedicamos a llevar un blog sólo tenemos que sentarnos delante del pc a escribir cualquier cosa en cinco minutos y listo, ya que los post -con todo su aderezo- nos salen como churros y así podemos publicar hasta cuatrocientas veces al mes… pero no: llevar un blog de cocina está muy bien, es muy chulo, muy gratificante cuando hay feedback con tus lectores, pero también quita tiempo, no siempre te apetece publicar y muchas veces -después de pasarte toda la mañana con la fabada en el fuego- no tienes ninguna intención de sacar los apechusques cacharreros, cuberteros y textiles, buscar la ventana por la que entra mejor luz, preparar la cámara, el trípode y la banqueta, y decirle a tu familia que se espere 20 minutos a que acabes la sesión mientras las fabes se quedan más frías que la calle. Sigue leyendo…

Anuncios