Canelones de calabacín rellenos de atún claro al natural Campos

Con la temporada de calabacín a la vuelta de la esquina,
yo ya os voy dejando por aquí recetas con esta deliciosa hortaliza que, al igual que pudimos comprobar con la patata en el bizcocho que preparé hace unos cuantos posts, vale tanto para recetas saladas como dulces.
Sigue leyendo…

Anuncios

Tortitas de calabaza con champiñones, jamón serrano y queso

Pues nada, que un día cualquiera abres la nevera y te encuentras un tupper con puré de calabaza asada que sobró de la receta anterior y piensas,
¿qué hago con esto?

¡Cualquier cosa menos tirar comida o dejar que se ponga mala!

Y como es la hora de la cena y  no has descongelado nada, imaginas que unas tortitas (pancakes) deben estar divinas con el puré de calabaza… y que en vez de hacerlas dulces, seguro que un sofrito de champiñones y cebolla, ese jamón serrano que está dando bandazos desde la semana pasada y una loncha de queso fundido les va a venir como anillo al dedo.
Sigue leyendo…

Quiche ligera de calabacín

¿Qué tal ha ido la semana? Espero que estupendamente =)

Hoy traigo una receta que me encanta, la quiche. Cuando no me apetece hacer la masa recurro a masas quebradas (o incluso placas de hojaldre) que compro en el supermercado, pero esta vez he hecho la tartaleta modificando ingredientes para que no fuese tan contundente.

Lo bueno de la quiche es que podemos rellenarla con lo que tengamos ese día por casa: berenjenas, puerros, atún, espinacas, acelgas, bacon, jamón, quesos variados… aunque yo casi siempre las hago de verduras u hortalizas, ya sabéis que no soy muy amiga de la carne.
Sigue leyendo…

Pan con masa madre: Batard de queso y Hogaza de cebolla

Me encanta el pan, es lo que más me gusta hacer cuando me meto en la cocina, es por eso que el pan merece un capítulo extenso en este blog.

Prometido, en cuanto encuentre un rato largo me pondré a escribir para contar mis experiencias =)

Hacer pan con masa madre es maravilloso -hablo desde el amor que le tengo a mi “hija masa”, que me acompaña allá donde voy y que es capaz de alimentarse y sobrevivir con harinas ecológicas estupendas o con harina regulera de supermercado de barrio-, se trabaja con tiempos más largos, tiene más faena, pero da unos resultados excelentes: panes duraderos de corteza caramelizada, miga alveolada, húmeda y brillante, sabores nuevos, ligeramente ácidos e intensos… ¡me fascina!
Sigue leyendo…