Día del Chorizo: Torta de aceite con chistorra

Ni los historiadores de nuestra localidad se ponen de acuerdo…
Que si celebramos el Día del Chorizo porque por hoy, 23 de enero, se conmemoraba la onomástica de San Ildefonso, prelado de la archidiócesis de Toledo a la que pertenecía Puertollano hasta la creación de la de Ciudad Real.
Que si, por el contrario, se trataba de un “acto de afirmación religiosa” y, tras la matanza del cerdo y con las viandas listas, se echaban los paisanos a las calles a degustarlas y dejar constancia de su pertenencia a la religión católica.
Y también cabe otra explicación a esta tradición tan puertollanera: reinando Alfonso XII, sus tropas pararon por el pueblo y, ya que era el santo del monarca, los vecinos agasajaron a los militares con los chorizos recién preparados tras la cercana matanza*

El caso es que, junto con el Voto y el Hornazo, el Chorizo es una de nuestras festividades más representativas relacionadas con el buen comer, aunque, como suele ocurrir con otras tantas tradiciones, el tiempo pasa y las gentes las van dejando caer en el olvido…

pan1

¡Pero no podemos dejar que eso pase!
De ahí que, un año más -y recogiendo el testigo que nos lanzó Pinchos y Canapés a los blogueros cocinillas de Puertollano- dejo por aquí una receta para disfrutar y festejar, para prepararla en una mañana y echarse al campo por la tarde, a comerse el chorizo en los Pinos, la Chimenea Cuadrá, el Minero, los Patos, las Pocitas, el Pozo Norte… o cualquier sitio de este pueblo con árboles, donde pisemos tierra y piedras y podamos echarnos una carrera con los nenes, para que no se pierda nuestra historia y sigan siendo el garante de nuestro folclore local. Sigue leyendo…

Anuncios

Hogazón de aceitunas kalamata, aceitunas verdes y albahaca fresca #worldbreadday2016

¡Pan, por fin, pan!
Me apetecía tanto hacer pan… pero siempre lo postergaba por falta de tiempo, de ganas y por los últimos fracasos panarras en el mini horno, hasta que el otro día leí en algún sitio que hoy, día 16 de octubre, es el Día Mundial del Pan.
Recordé entonces mis dos participaciones en este evento hace años, con otro mini horno al que le tenía cogido el punto y con el que los panes me salían medio regular, así que me he liado la manta a la cabeza y he sacado las harinas, la levadura (no me daba tiempo a activar la masa madre que duerme plácidamente en la nevera), las rasquetas, los banetones y una receta base sencillísima que ya utilicé en mi primer World Bread Day pero con ingredientes nuevos para aderezar el pan: aceitunas kalamata, verdes ecológicas y unas ramitas de albahaca fresca.

world-bread-day-october-16-2016

Por aquí os dejo mi aportación, no es el mejor que hago (sigo siendo bastante mala en estas lides) pero estoy contenta porque he ido controlando las resistencias del horno y la temperatura para conseguir que crezca, se medio abra la greña y no se me hunda como en anteriores ocasiones.

Una vez más, os animo a hacer pan en casa, a llenar la cocina de harina, a aprender a amasar, a observar cómo crece la masa mientras leva, cómo huele cuando se hornea, cómo cruje cuando lo abres, cómo sabe un pan hecho con ganas y cariño…
¡Feliz Día Mundial del Pan! ¡Happy World Bread Day! =) Sigue leyendo…

Pan de cúrcuma y nueces de macadamia

Estamos a 16 de octubre, ¿sabéis qué celebramos hoy?
Sí, ¡es la octava edición del Día Mundial del Pan!
y para mí es el segundo año que participo en este evento
horneando una hogaza de las que saben y huelen a pan.
Sigue leyendo…

Bagels y… ¡regalito de Samsara Tea!

Imaginad más de ochenta variedades de té,
rooibos y mezclas de frutas donde elegir… ¡qué paraíso!
No sé si vosotros también tenéis casi un armarito entero de la cocina destinado a vuestras infusiones, yo soy bastante aficionada a prepararme mis tés para desayunar, después de comer y después de cenar, así que, cuando hace un par de meses descubrí Samsara Tea, me volví loca eligiendo un regalito especial
entre toda la selección que nos ofrece =)
Sigue leyendo…

Pan con aceitunas negras y nueces

Hace unos días tuvimos un cumpleaños, y como a mí siempre me gusta llevar alguna cosita rica de las que salen de mi cocina, además de la tarta y unas galletas decoradas, saqué la panificadora y en un par de horas tenía preparado un pan con una pinta deliciosa.
Sigue leyendo…