Recetas de vigilia: Torrijas

Acabo hoy domingo la serie de recetas de vigilia (aunque ya no lo sea) y así tenerlas todas bien localizadas para próximos años y próximas búsquedas.
Y no podía acabar la Semana Santa sin una fuente de torrijas en la cocina, esperándonos para pegarles un mordisquito después de comer, con el café de la merienda, para desayunar…

Imagino que este dulce típico está presente en todas las casas para estas fechas, en la mía no ha faltado nunca desde tiempos inmemoriales, si no las hacía mi madre, las hacían mis abuelas, mi tía Vicenta también solía llegar a casa de mi abuela con sus sempiternas torrijas de vino y ya, de más mayores, mi hermana y yo no las perdonamos ningún año =)
Las torrijas que nos gustan en casa son las de leche rebozadas en azúcar y canela, actualmente hay ochocientas mil versiones a cada cual más innovadora y original o, como comentaba, las otras versiones clásicas de vino, miel, nadando en leche… pero, para una vez al año que me como una torrija, yo me quedo con éstas.

Torrijas2

Echad mano a la bolsa del pan, que seguro que tenéis restos de barras duras (aunque yo he tenido que comprar el pan ex profeso, sabéis que adoro el pan, pero también he reducido muy mucho su consumo y primando siempre los panes de calidad, los que encuentro a mano que no llevan una lista de ingredientes más larga que el Quijote o los que hago yo en casa), ésta es una receta muy fácil y totalmente de aprovechamiento, ¿quién no tiene huevos, leche, un bote de canela o una poquita de azúcar en casa? Sigue leyendo…

Anuncios

Recetas navideñas (para después de Navidad): Roscón de Reyes

Sí, no os equivocáis al leer el título del post =D
Puesto que finalmente me ha sido imposible redactar las recetas que tenía previstas durante las fiestas navideñas, he decidido que voy a aprovechar para hacerlo ahora, con la calma que da el no tener que empalmar semanas trabajando domingos y festivos y el haber vuelto a la (relativa) normalidad laboral…

Finalmente estas navidades sí que he cocinado, pese al agotamiento, las contracturas, el sueño o las prisas. He conseguido ir arañando horas y minutos al día para relajarme en mi cocina elaborando platos que luego hemos disfrutado en comidas y cenas familiares. No he tenido tiempo para idear muchas recetas, eso sí, así que he tirado de publicaciones de éxito de los “masters & commanders” del mundo bloguero-cocinero para asegurarme que lo que estaba preparando salía bien sí o sí.

Y así ha sido con el roscón que hoy dejo por aquí.
Corrí rauda al libro ‘Pan casero’ de mi muy idolatrado Ibán Yarza, me estudié la receta, preparé todo lo necesario, pero antes de darle al amasado se me ocurrió ojear el blog del Invitado de invierno y, al ver que tuneaba el roscón de Ibán y le metía Tang Zhong, no pude más que sucumbir y acabar preparando esta maravilla rosconera que hoy, día 8 de enero (y aún estando horneado desde el día 5) sigue tierno, jugoso y con una miga que dan ganas de llorar de felicidad :’)
Os lo aseguro, el mejor roscón que he hecho hasta ahora y no sólo lo digo yo, lo certifican los otros 8 comensales que lo probaron el día de Reyes y que me pidieron la receta para intentar reproducirlo en sus respectivas casas.

Ahora vamos al lío y os voy contando mis andanzas, aunque ya os digo que la artífice es Miriam y en su blog encontraréis la respuesta a todas vuestras dudas. Sigue leyendo…

Recetas griegas: Spanakopita

Αττικά Αρτοποιεία, así se llama la panadería/pastelería que hay en la esquina de la Plaza Omonia con la calle Agiou Konstantinou (también hay otra súper céntrica en la calle Ermou, justo enfrente de la iglesia bizantina de Kapnikarea). Seguramente en esta cadena no hagan las mejores spanakopitas, tiropitas o koulouri de Atenas, pero a mí todo lo que probé me supo a gloria, además van muy bien de precio y nos ofreció esa opción de comprar algo para llevar y tomar rápido mientras paseábamos por Atenas con un agujero de hambre en el estómago, un síndrome de Stendhal de la leche y de camino a la Acrópolis, el Cerámico, el Filopappos, el Licabeto…

He de decir que entre estas dos empanadas de las que os hablo (spanakopita: empanada de pasta filo rellena de espinacas y feta / tiropita: empanada de pasta filo rellena de queso y huevo), mi preferida es la tiropita, ya que soy ultrafan del queso de cualquier tipo, leche, procedencia, curación y variante -¡encima ahora trabajo con ellos!- (poco más he de decir), pero teniendo por casa espinacas suficientes, me decidí a preparar esta receta que hoy os traigo para seguir con la temática helena. Sigue leyendo…

Canelos (y ¡mi primera entrevista!)

Nos pasa a todos, claro, pero yo no puedo remediar el relacionar olores, comidas o música con momentos felices del pasado, casi siempre de mi infancia.
Bien es cierto que sobre todo me pasa con los olores y las comidas,
y la receta de hoy es un combo de ambos: es verme entrando a aquella panadería grande, con el portón de metal y que me llegasen todos esos aromas deliciosos a pan, mantequilla, dulce… observar aquellas mesas corridas llenas de bandejas de magdalenas con la pingorota bien alta cargada de azúcar,
las galletas de máquina enfriándose en placas o las latas enormes llenas de canelos recién cortados y rebozados.
Sigue leyendo…

Bagels y… ¡regalito de Samsara Tea!

Imaginad más de ochenta variedades de té,
rooibos y mezclas de frutas donde elegir… ¡qué paraíso!
No sé si vosotros también tenéis casi un armarito entero de la cocina destinado a vuestras infusiones, yo soy bastante aficionada a prepararme mis tés para desayunar, después de comer y después de cenar, así que, cuando hace un par de meses descubrí Samsara Tea, me volví loca eligiendo un regalito especial
entre toda la selección que nos ofrece =)
Sigue leyendo…

Hornazo

*Si buscas la receta del hornazo dulce típico de la provincia de Ciudad Real y alrededores echa un ojo al hornazo de mi bisabuelo, esta receta también está deliciosa pero es estilo rosca de pascua gallega =)

¿Habéis cogido las tarteras con la tortilla y el pollo empanado?
A ver… las sillas, las mesas, la baraja de cartas para la sobremesa
¡y el balón para que jueguen los muchachos!
¿Os lleváis un termo con chocolate o café caliente
y unos hornazos para la merienda?

Sí, más o menos así pasaba en mi casa -tal día como hoy- cuando éramos pequeños, todos a correprisa preparando los aparejos para pasar el día con la familia o los amigos en el campo y celebrar así el Día del Hornazo.
Sigue leyendo…

Arroz con leche

Me encanta el arroz, de todas las maneras,
aunque he de confesar que aún tengo grabado en el alma aquel arroz pilaf
que iba de acompañamiento con “qué sé yo” que me pedí
en un restaurante ya desaparecido de mi pueblo…
un manjar el dichoso arroz, no he vuelto a probarlo ni he intentado hacerlo tampoco -todo hay que decirlo- quizá haya llegado el momento de buscar una receta maja e intentar lograr algo similar a aquella delicia.
Seguir leyendo…

Cinnamon rolls con té “Noche Refrescante”

¿Cómo lleváis el año?
¿Os cuento en la cantidad de fregados que ando metida?
Lo sé, soy una pesada, pero es que yo no sé cómo me lo monto para que cada día me salga algo nuevo en lo que engancharme.
Me encanta, me encanta estar siempre liada, haciendo cosas, intentando cambiar lo que no me gusta, echando una manilla allá donde me necesitan…
de ahí que luego me cueste horrores ponerme a cocinar,
¡si es que no tengo tiempo material!
Bueno, así de embarullada estaré mientras el cuerpo aguante,
y por aquí me seguiréis viendo con nuevas recetas y alguna que otra noticia,
¡no dejéis de visitarme!

En fin, ¡¡¡hoy traigo una receta para chuparse los dedos una y mil veces!!!
Imagino que, debido a mi afición al pan, tengo especial predilección por las masas dulces con cualquier acompañamiento:
chocolate, mermeladas y confituras, cremas, nata.
Sólo de pensar en brioches o panecillos se me hace la boca agua, ¡MmmmmMmmm!
Sigue leyendo…